4 noches y 5 días en Jávea.

¡Hola a todos! Estas vacaciones nos hemos escapado unos días junto a unos amigos a Jávea, uno de nuestros pueblos favoritos de Alicante, donde hay mucho por ver y descubrir.

Durante nuestra estancia en Jávea nuestro anfitriones, quienes veranean aquí desde siempre, nos llevaron a un montón de sitios en los que nunca habíamos estado. Miradores, aguas cristalinas, rutas, calas, paseos y muchas muchas risas han sido nuestros compañeros de viaje estas vacaciones. Aquí os dejo algunos planes muy divertidos por si os acercáis al pueblo costero de Jávea… ¡Empezamos!

1 – Un paseo por el casco antiguo de Jávea: Piedra tosca, flores, arcos, fachadas blancas, plantas y un entramado de calles estrechas son algunas de las características más llamativas que veremos al adentrarnos en el casco antiguo del municipio. A partir de las 19:30 h. o 20:00 h. de la tarde, cuando ya no hace tanto calor, merece la pena dedicar un ratito de nuestro tiempo a pasear por sus calles. Aquí hallaremos lugares tan emblemáticos como la Iglesia de San Bartolomé, el Mercado Municipal de Abastos, el Riurau dels Català d’Arnauda, el Ayuntamiento o algún que otro palacio. ¡Además, quedan unas fotos la mar de bonitas!

14054884_10153796214726439_1822070569_n14054887_10153796214781439_1632371506_n14081282_10153796214746439_696982739_n

2 – Un desayuno con vistas: Si eres un amante del mar y de los desayunos, todo ello se fusiona en el local Cala Bandida, un lugar ubicado en el puerto de Jávea con unas vistas increíbles y una comida al más puro estilo mediterráneo.

3 – Cala Portitxol: Casitas de pescadores, un buen chiringuito, naturaleza y la isla del Portitxol de fondo es la estampa que nos encontraremos al bajar hasta la cala Portitxol. ¡Un sitio perfecto para bucear un poco, tomar el sol o hacer un picnic!

DSC02115.JPGDSC02055

4 – Una vuelta por el paseo marítimo: El mejor plan para las noches de verano es ir a dar una vuelta por el paseo marítimo, un lugar lleno de bares, heladerías, chiringuitos, restaurantes o puestos con bolsos, pulseras o souvenirs para llevarnos algún recuerdo de nuestras vacaciones.

5 – Cala del francés: Durante nuestro primer día en Jávea nuestros amigos nos llevaron a la “Cala del Francés” que desde entonces se ha convertido en otra de mis favoritas por la claridad del agua, mi sorpresa a la hora de acceder a ella, el entorno lleno de arboles y vegetación, así como por la poca gente que había. Para acceder a ella debéis ir hasta el camino Calablanca, donde veréis una casita con un arco y luego debéis tomar el camino hacia abajo hasta que veáis una puerta metálica gris a vuestra derecha, y aunque parece una propiedad privada no lo es. Tras ello, deberéis bajar hacia la izquierda hasta que veréis unas escaleras que nos dan un acceso directo a la cala.

20170814_143632.jpg20170819_170633

6 – Un atardecer en Cala Blanca: Para finalizar el día os propongo ir a ver el atardecer a la Cala Blanca, un lugar al que podemos acceder de forma fácil y segura. ¡Una forma muy bonita de terminar el día!

7 – Cova Tallada: Una de nuestras paradas favoritas durante nuestras vacaciones en Jávea fue la ruta y visita a la Cova Tallada, un lugar que te deja sin palabras. Para llegar hasta aquí hay dos posibles rutas, una de ellas es saliendo desde Dénia y otra desde Jávea. Al bajar nos encontraremos con una cueva junto al mar que en su día fue realizada para extraer la piedra tosca, muy común en la arquitectura de Jávea. Entre otras de sus curiosidades destacan el hallazgo de piezas andalusí del s. XII o su utilización como cantera y refugio durante la II Guerra Mundial. Actualmente, son muchas las empresas que realizan excursiones a la Cova Tallada, un lugar que cada vez crea más interés entre la gente.

20170816_155014.jpg

8 – El chiringuito más bonito: Tanto de día como de noche, el encanto del chiringuito “La Siesta” te atrapa. Sus vistas al mar, sus camas balinesas, sus tumbonas, la posibilidad de comer o cenar a pie de playa o tomar un copa, son muchas de las opciones que nos invitan a hacer una parada en este coqueto local.

9 – Cala Ambolo: Nunca, nunca, nunca había estado en la Cala Ambolo y el lugar no puede ser más bonito. Para llegar hasta la cala hay que bajar una larga, larga, larga cuesta, y posteriormente subir con todos los trastos, pero solo con ver las aguas de color turquesa ya sabes que merece la pena. Para llegar podéis buscar en Google Maps la calle Richard Wagner aunque os advierto de que está prohibido aparcar en está calle y sus alrededores. ¡No es broma, al llegar al coche estaba todo lleno de recetas amarillas!

20170815_134310.jpg20170815_174146.jpg

10 – Miradores: Durante nuestras travesías de una cala a otra por el camino nos fuimos encontrando con varios miradores que nos daban diferentes perspectivas de Jávea, sus pueblos vecinos y del mar mediterráneo. ¡Un lugar perfecto para echar unas buenas fotografías!

11 – Cabo de la Nao: Uno de los lugares más bonitos de Jávea es el Cabo de la Nao. Una vez allí pudimos ver el faro, unas vistas increíbles y disfrutar de la brisa del mar.

DSC02162DSC02153

12 – Una excursión bajo el agua: Jávea posee una fauna y flora submarina muy rica y variada que la convierten en un auténtico paraíso para los amantes del submarinismo. El municipio cuenta con varias empresas y centros de buceos donde podemos aprender e iniciarnos en este deporte.

13 – Excursión a Altea: Un día que decidimos tomarnos un descanso nos escapamos a la bonita Altea, un pueblecito del que vivo enamorada y al cual me escapo siempre que puedo. Durante varios días nuestros amigos fueron los anfitriones que nos enseñaron rincones maravillosos de Jávea pero por una tarde los papeles cambiaron y fuimos nosotros quienes les descubrimos a ellos este pueblecito lleno de casitas blancas, restaurantes y tiendas bonitas. ¡Les encantó!

20170817_193001.jpg13706276_10153724878036439_1351211491_n.jpg13735309_10153724877946439_668913763_n.jpgIMG_4718

14 – Playa el Arenal: Para los más perezosos que no queréis coger el coche y buscar aparcamiento para ir a alguna cala siempre podéis acudir a la playa del Arenal, y aunque no se trata de la playa más bonita de Jávea es un lugar de fácil acceso para todos los públicos.

15 – Ruta a los Molinos de Viento: Los amantes de la naturaleza están de suerte ya que el municipio de Jávea y sus alrededores poseen una rica fauna y flora que nos permite elegir entre una gran variedad de rutas de senderismo. Entre ellas, destacamos la ruta para visitar los molinos de viento de Jávea, 11 molinos de finales del s. XIV que servían para moler el trigo.

16 – La Granadella: Uno de los pequeños tesoros de Jávea es la cala la Granadella, considerada hoy en día como una de las más bonitas de nuestro país y una de las más populares. Su alto nivel de ocupación ha obligado al Ayuntamiento de Jávea a establecer para los turistas un servicio de autobús gratuito para “evitar el colapso y la sobreexplotación”.

Aquí finalizamos el post de hoy. Como siempre espero que os sirva de mucha ayuda para vuestra próxima visita al bonito pueblo de Jávea, un lugar que a mí me ha gustado mucho desde siempre y del que vuelvo más enamorada todavía después de descubrir nuevos rincones y lugares secretos. ¡Nos vemos en el próximo post!

¡Qué tengáis todos un feliz día!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s